Subarrendamiento de alquileres turísticos: cómo podemos ayudarte

Sobre todo, durante la época de primavera/verano, pero aplicable a cualquier momento del año, florecen los casos en los que las personas alquilan apartamentos para posteriormente subarrendarlos a turistas, obteniendo ganancias de un inmueble propiedad de un tercero. 

Las estadísticas indican que esta reprobable conducta se repite cada vez más, y eso obliga a quienes son propietarios de estas viviendas, a estar especialmente atentos ante la posibilidad de que algún inquilino esté teniendo este inadecuado comportamiento. Lo que, por otra parte, no es fácil de demostrar. 

Justamente por eso en Géminis Detectives, y ante el notable crecimiento de las consultas respecto de estos delitos, en los que se ofrecen alquileres turísticos o vacacionales de temporada, sobre todo a extranjeros que desconocen las leyes españolas, para generar ingresos fraudulentos, queremos señalarte el camino a seguir si eres uno de los afectados. 

 

Un investigador privado puede resolver el caso rápidamente

Como decíamos, los dueños de los inmuebles recurren cada vez más a detectives privados para resolver estos casos, no sólo antes de que el inquilino original gane dinero mediante esta práctica sino, más que nada, antes de que el alquiler constante de nuevos arrendatarios provoque costosos daños en la vivienda, algo que nunca puede descartarse.

La clave acerca de la participación de los investigadores privados está en que somos los únicos aptos para desarrollar esta actividad de vigilancia y recopilación de pruebas en situaciones sensibles.

Dichas pruebas pueden ser consideradas validas dentro de un juicio sin que quien da con ellas se arriesgue a estar realizando otros delitos y, por ende, a una contrademanda por invasión a la privacidad, por mencionar un ejemplo que ya consta en la jurisprudencia nacional.

 

¿Qué tipo de pruebas puede lograr un detective privado?

En cuanto a las pruebas que generalmente recopilamos como detectives privados especializados en investigaciones de arrendamientos, están las imágenes y grabaciones que muestran cómo personas ajenas, durante períodos de tiempo muy específicos que coinciden con los períodos vacacionales, salen y entran de la vivienda. A partir de ello se elabora un informe repleto de datos contundentes.

De hecho, para los detectives especializados en investigar este tipo de actos, se trata de una tarea bastante sencilla, que puede llevarnos algunos días, pero que al cabo de un par de semanas estará completa, plasmando claramente la situación, para que cualquiera que observe las pruebas comprenda que ese inmueble fue utilizado de modo desleal, y generando unos beneficios ilícitos al subarrendador. 

Por todo lo mencionado, y dado que el detective puede adjuntar asimismo otras pruebas, como anuncios pegados en espacios públicos de las calles o foros de Internet acerca del alquiler de la vivienda, y hasta conversaciones privadas mantenidas con el inquilino original en donde quede constancia de que éste promete un alquiler turístico, es altamente recomendado valorar esta opción como la mejor solución siempre que sospeches de un subarrendamiento de alquiler.