Por qué es tan importante defenderse de los ataques en la red y cómo hacerlo

Lamentablemente, hoy en día, los ataques en Internet se han vuelto un elemento corriente. Esta cotidianidad ha hecho que muchas de las personas que sufren tales situaciones opten, al final, por no contrarrestar los ataques, sino que esperan a que el tiempo transcurra ignorando la situación, lo que puede ser una pésima decisión, de acuerdo a lo que los profesionales argumentan.

Por lo general, estas vulnerabilidades tienen como gran objetivo hacerse con información privada de la víctima, que el delincuente utilizará a posteriori para extorsionarle, tratar de robarle dinero desde sus cuentas bancarias o para intentar engañar a alguien más, utilizando la identidad del atacado.

El problema es que, si bien los ataques informáticos suelen volverse menos peligrosos a medida que pasan las horas, no podemos fiarnos de ello, pues también es posible que el delincuente cibernético esté esperando que nos confiemos, que hagamos caso omiso a las advertencias de los sistemas de seguridad para que, una vez ingresado el dato que está buscando, volver a intervenir.

No importa si se trata de un ataque contra tu propiedad privada, contra tu reputación en Internet, o si tiene que ver con la suplantación de identidad; lo cierto es que se debe reaccionar lo antes posible frente a estas circunstancias, porque la inacción sólo abre nuevas brechas para el ciberdelincuente.

 

¿Por qué es tan importante cuidar la seguridad informática?

Probablemente no necesitas que te expliquemos demasiado acerca de lo importante que es mantener un entorno seguro para moverse en Internet, pero sí sobre lo que respecta a la reputación online y su indudable relevancia.

Básicamente, una mala reputación online, que puede no estar justificada sino ser el resultado de una campaña de difamación por parte de terceros, te hará perder oportunidades, y con ello dinero. Estadísticas recientes indican que cerca de la mitad de los adultos que descubrió comentarios negativos acerca de un potencial socio comercial en Internet, desistió de ese negocio.

Como puedes ver, si eres ese potencial socio comercial, puede que te descarten por tu reputación. Se torna entonces vital encargarse de velar por ella o, mejor aún, de contratar a alguien que trabaje por tus intereses, como los detectives privados que recolectan información sobre estas calumnias e injurias, a fin de presentar pruebas de la falsedad de tales acusaciones frente a un tribunal o simplemente para que puedas prevenir esta circunstancia y tomar las medidas adecuadas. 

De hecho, disponer de los servicios de un investigador privado es una de las formas más eficientes que existen de defenderse de los ataques en Internet, con ejemplos claros como la sentencia del pasado 23 de marzo de 2021, en la que el Juzgado de Primera Instancia número 7 de Santander condenó a un cliente a indemnizar a una clínica veterinaria por casi 35.000 euros por sus comentarios en Internet. 

El juez que sentenció el caso consideró que esas acusaciones carecían de fundamentos, así que protegió la reputación online del comercio de turno, una vez presentadas todas las evidencias.

De no haber defendido su honor, esa clínica veterinaria hubiera tenido muy complicado resultar fiable para los clientes que buscaran más detalles antes de confiarle a sus mascotas. De ahí la importancia de revertir la acusación.