Investigación de Competencia Desleal

Seguramente has escuchado hablar alguna vez acerca del concepto de “competencia desleal”. Hablamos de un comportamiento perseguido por las leyes de muchos países y, que en España, es mucho más frecuente de lo que nos gustaría pensar. 

En general, quienes recurren a los detectives privados para que puedan trabajar esta situación, son los encargados de compañías que tienen la sospecha de que alguien de la competencia, o incluso alguien de la misma empresa, está incurriendo efectivamente en una deslealtad jurídica, pero no tiene pruebas que lo demuestren.

Es por eso que, si atraviesas circunstancias como las que hemos descrito, lo mejor es contactar a una agencia de detectives privados especialistas en investigaciones empresariales que se encargue de recolectar pruebas y atar cabos sueltos, para así poder tomar las acciones legales pertinentes. 

 

¿Cómo saber si existe una competencia desleal?

Una de las principales preguntas que surgen es cómo saber si realmente hay competencia desleal. Podríamos definir esta noción como una práctica anticompetitiva, contraria a los usos honestos propios del comercio y la industria, y que engloba cualquier actividad que roza lo inmoral.

Si bien no se produce un fraude en sí mismo, un vendedor o fabricante puede recurrir a artimañas con el fin de aumentar su cuota de mercado y eliminar a la competencia, lo cual, si se demuestra, es un asunto que incumbe a las autoridades competentes que regulan su ámbito mercantil.

Por supuesto, generalmente las denuncias contra estas personas vienen por parte de quienes están siendo perjudicados con su actuación y, por tanto, se ven afectados perdiendo clientes y dinero como resultado de la competencia desleal. 

Dentro del marco normativo nacional, la Ley de Competencia Desleal está regulada para proteger la libre competencia de mercado y evitar las violaciones reiteradas a este derecho empresarial. 

 

Ejemplos de prácticas desleales:

  • Dumping de precios, que consiste en vender los productos a un precio inferior al de su coste final con el objetivo de eliminar a la competencia, para posteriormente encarecer los artículos perjudicando al consumidor, que no tiene otras posibilidades de compra.
  • Difundir información falsa sobre la competencia.
  • Usar información confidencial de ex directivos o ex trabajadores de una empresa de la competencia para su beneficio.
  • Intentar asemejarse a otra firma a través de la imitación de la marca o logo, con la idea de que el cliente se confunda.
  • Desviación irregular de la clientela.

Como podemos ver, son diversos los ejemplos de competencia desleal, y éstos son apenas algunos de los más comunes, pudiendo existir otros e incluso aparecer nuevos. 

 

¿Cómo actúa un detective privado para detectar una competencia desleal?

Como decíamos al inicio del texto, un detective privado puede ser la mejor opción para detectar comportamientos similares o propios de la competencia desleal, recabando pruebas que dejen explícita la intención de causar un daño a los rivales de mercado, de una forma irregular.

Si bien obtener esas pruebas puede ser difícil para un emprendedor o empresario, nuestro equipo de detectives privados en Madrid está altamente capacitado para conseguirlas en un corto plazo de tiempo, acelerando la denuncia por infracción y poniendo fin a una situación perjudicial y por la que incluso es posible obtener una compensación económica.