Lo que debes saber sobre los fraudes a las compañías de seguros

Aunque es complicado poner cifras a las estafas, una sola compañía aseguradora en España ha detectado en el año 2021 más de 65.000 fraudes en los partes de coches sobre una cartera de 2,5 millones de vehículos asegurados.  

A pesar de ello, podrías pensar inocentemente que España es uno de los países donde se cometen más fraudes a las compañías de seguros y, sin embargo, basta echar un vistazo a las estadísticas recientes para ver que ésta es una idea equivocada. Por ejemplo, nos encontramos con que, en Inglaterra, que aparentemente es un país que contemplamos como más avanzado en ciertos aspectos, se registra una de las tasas de fraudes a aseguradoras más elevadas de Europa. 

Entonces, a partir de este dato aislado, damos pie a una serie de consideraciones que creemos que son importantes a la hora de hablar de los engaños a las firmas de seguros, y qué deberías saber acerca de este fenómeno sobre el que se especula mucho, y sobre el que no se conoce tanto. 

 

¿Cómo de frecuentes son las estafas a las aseguradoras?

Probablemente ésta sea la principal pregunta que quieras que respondamos, y lo primero que hay que decir es que no sólo los particulares intentan obtener un dinero que no les corresponde gracias a las pólizas, sino que recientemente se ha detectado que existen grupos organizados que tienen una serie de mecanismos especialmente desarrollados para tales fines.

Sólo en España tenemos unas 500 mafias que se dedican a gestionar estas estafas, lo que le ha supuesto a la industria de los seguros (contabilizando sólo las coberturas de vehículos), pérdidas por valor de 9.000 millones de euros en la década pasada, casi 1.000 millones de euros por cada año.

El problema para las empresas afectadas es que, incluso cuando consiguen darse cuenta del fraude, deben invertir en ello, contratando especialistas en la materia, emprendiendo juicios para evitar pagar y, en numerosas ocasiones, contratando a una agencia de detectives privados si requieren demostrar el fraude de manera irrefutable, principalmente en casos que están en juego grandes cantidades de dinero o existe una desconfianza en los clientes.

 

¿Cuál es el perfil del estafador?

Las compañías de seguro han aprovechado su experiencia en este sentido y hoy en día disponen de lo que ellos llaman “perfiles de estafadores”, lo que se caracteriza por una serie de señales a las que deben prestar atención. Sus conclusiones son que, por lo general, el perfil medio del estafador es el de un hombre joven, de unos 18 a 25 años, de un poder adquisitivo medio-bajo, y que no tiene empleo o tiene un empleo precario, cuyos ingresos son insuficientes para mantener el estilo de vida que aparenta llevar.

Por supuesto, eso no quiere decir que no se hayan descubierto situaciones en las que el estafador poco tiene que ver con este identikit, lo que hace que sea mucho más difícil desvelar su engaño.

Por lo demás, Cantabria (9,4%) encabeza el ranking del VI Barómetro del Fraude en el Seguro de Autos y Hogar, seguida por Cuenca (8,6%), Málaga y Cádiz (7,6%). Todas ellas están muy por encima de la media nacional, que se sitúa en el 6,3%, algo que también ocurre con otras tres demarcaciones andaluzas como Sevilla (7,5%), Jaén (7,4%) y Granada (6,9%).